Beneficios del omega 3 y omega 6

Beneficios del omega 3 y omega 6

Acidos grasos esenciales omega 3 y omega 6 | scitecnutrition.cl

Los ácidos grasos (AG) ALN o ácido linolénico (C18:3 ω-3) y el AL o ácido linoleico (C18:2 ω-6) son ácidos grasos esenciales (AGE) porque no pueden ser sintetizados por nuestro organismo, debiendo obtenerse por medio de la dieta o de suplementos. Se trata de AG poli insaturados con dobles enlaces en posición Cis.

Estos dos AGE junto con el AO o ácido oleico (C18:1 ω-9), originan series de otros AG insaturados de cadena larga a través de una sucesión de procesos de elongación de la cadena de átomos de carbono y de desaturación de dobles enlaces, conformando familias de compuestos denominados AG poliinsaturados de cadena larga (cuyas siglas en inglés son PUFA, por poliunsaturated fatty acids) de hasta 24 átomos de carbono y hasta 6 dobles enlaces.

Los vegetales son capaces de introducir dobles enlaces en las posiciones ω-3 (omega 3), ω-6 (omega 6) y ω-9 (omega 9) y por lo tanto sintetizan ALN, AL y AO a partir de AG saturados. En cambio, los mamíferos, incluido el ser humano, sólo pueden introducir enlaces a partir del carbono ω-9 y por eso los AG de las series ω-3 y ω-6 son esenciales, no así el AO.

En la serie omega 3 se sintetizan el ácido eicosapentaenoico (EPA), el ácido docosapentaenoico (DPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA). En la serie omega 6 se sintetizan el ácido gama linolénico (GLA); el ácido dihomogamalinolénico (DGLA) y el ácido araquidónico (AA).

El producto intermedio más importante del metabolismo de AL (serie omega 6) es el AA (C20:4 ω-6), mientras que el de ALN (serie omega 3) es el DHA (C22:6 ω-3). Tanto el AA como el DHA son sintetizados en el hígado y luego transportados vía sanguínea principalmente al sistema nervioso central (cerebro) y la retina. El tejido adiposo constituye un reservorio considerable de DHA y esto explica porqué la deficiencia de ALN (serie omega 3) sólo se manifiesta en forma tardía cuando la dieta es carente en este compuesto.

El metabolismo mediante oxigenación de los PUFA con 20 carbonos, como el AA (ω-6) y el EPA (ω-3), resulta en la biosíntesis de compuestos con efectos fisiológicos muy potente denominados eicosanoides que son moléculas de 20 átomos de carbono que incluyen prostaglandinas, prostaciclinas, tromboxanos, leucotrienos, y lipoxinas. Los eicosanoides son por consiguiente moléculas de carácter lipídico y están involucradas en las redes de comunicación celular más complejas efectuando amplias funciones como mediadores para el sistema nervioso central, los eventos de la inflamación y de la respuesta inmune. Al igual como sucede con el colesterol, las células producen eicosanoides «buenos» y eicosanoides «malos», siendo ambos necesarios para el buen funcionamiento orgánico. Los primeros son antiinflamatorios y los producen los AG omega 3 (EPA y DHA) y el AG omega 6 (DGLA). Los segundos son pro-inflamatorios y ocasionan la lisis de tejidos; son producidos por el AA de la serie omega 6.

Los PUFA se incorporan a las membranas celulares, especialmente a la bicapa lipídica de la membrana plasmática, y modifican su fluidez, es decir, su capacidad de acomodar en su espesor diversas enzimas, receptores, canales y poros, lo que permite una mejor adaptabilidad de las funciones celulares a los requerimientos fisiológicos. Particularmente participan en la composición de las estructuras membranosas de las células del sistema nervioso central y de la retina. El tejido nervioso cerebral contiene aproximadamente 60% de lípidos como peso seco y de éstos, más de la mitad está constituida por DHA.

Los AG omega 3 intervienen en funciones vitales como: reducción de la inflamación (propiedades anti-inflamatorias) y disminución del riesgo de enfermedades crónicas, sobre todo las cardiovasculares o coronarias, cáncer, diabetes y artritis. También resultan importantes en la mejoría de las funciones cognitivas y conductuales. Son indispensables para el correcto desarrollo fetal y la respuesta inmune en niños. Niveles bajos de AG omega 3 pueden causar trastornos por déficit de atención, trastorno bipolar, esquizofrenia y depresión.

En la serie de AG omega 6, el AL interviene en variadas funciones vitales como: acción inmuno estimulante, disminución del nivel de grasa corporal por lipólisis, colaboración en el control del colesterol y los triglicéridos, con lo que se reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y de hipertensión arterial, y contribución en el correcto funcionamiento de los sistemas nervioso y de la visión.

En las rutas metabólicas de los AG omega 3 y omega 6 que conducen a la síntesis de los PUFA participan diversas enzimas y entre ellas existe una enzima común, llamada delta 6 desaturasa la cual tiene mayor afinidad por el ALN (serie omega 3) que por el AL (serie omega 6), de manera que si el aporte del primero es elevado, inhibe competitivamente la formación de derivados más insaturados de AL como el AA del que depende la síntesis de eicosanoides llamados «malos». Por el contrario, si el aporte de AL (omega 6) es mucho más elevado, el metabolismo de ALN (omega 3) hacia sus derivados más insaturados disminuye considerablemente. Es importante hacer notar que no existe inter conversión entre ambos AGE, de manera que puede haber exceso de uno en presencia de carencia del otro. A partir de evidencias científicas, y a objeto de mantener un equilibrio en ambas rutas metabólicas, la relación óptima en nuestra dieta entre el AL (omega 6) y el ALN (omega 3debería ser cercana a 5:1 y no exceder 10:1. La realidad nos muestra otra cosa; nuestra dieta occidental actual es muy alta en AG omega 6 con una relación omega 6 : omega 3 aproximadamente de 20:1 llegando incluso en mucha gente a 50:1.

Las principales fuentes alimenticias de ALN (serie omega 3) son: yema de huevo, peces grasos (jurel, salmón, sardinas y anchoas), aceite de lino, canola y soya. Los peces y mariscos obtienen los AG poli insaturados del plancton marino, que tiene la capacidad de sintetizarlos en grandes cantidades. Los alimentos que contienen mayores cantidades de AL (serie omega 6) son: aceites de cártamo, maravilla, soya, canola, maíz, pepita de uva, oliva, lino, sésamo, maní y palta; yema de huevo e hígado de vaca.

Autor: Dr. Renato Orellana Chamudis.


Otros artículos que te pueden interesar

Acidos grasos | scitecnutrition.cl

Grasas saturadas

¿Qué son las grasas saturadas? En primer lugar, hay que comprender que son loss ácidos grasos. Estos están compuestas por lípidos, que son un conjunto de […]

BCAA: Aumento de masa muscular | scitecnutrtion.cl

¿Como aumentar la masa muscular?

¿Qué es la masa muscular? ¿Como aumentar la masa muscular? Para empezar, con este articulo lo primero es entender ¿Qué es la masa muscular? Por […]

Acidos grasos esenciales omega 3 y omega 6 | scitecnutrition.cl

Beneficios de omega 3 y omega 6

¿Quieres saber todos los Beneficios de omega 3 y omega 6? Probablemente ya hayas escuchado hablar de los ácidos grasos de Omega 3 y del […]

Que son las Proteinas

Que son las Proteinas

Que son las Proteinas – Alimentos de Primera Calidad Son biomoléculas formadas principalmente por carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno (CHON). Pueden además contener azufre (S) […]

Ver más artículos